FANDOM


El mañana nunca muere es la decimoctava película de la saga James Bond producida por EON Productions, siendo la segunda interpretada por Pierce Brosnan. Fue estrenada en 1997 y producida por los hermanastros Michael G. Wilson y Barbara Broccoli, siendo la primera creada tras el fallecimiento del padre de las adaptaciones cinematográficas Albert R. Broccoli. Esta película es la segunda cinta del actor Pierce Brosnan personificando a James Bond. La película está dedicada a su memoria, y a partir de ésta y en las siguientes se puede leer en los créditos "EON Productions de Albert R. Broccoli presenta...".

ArgumentoEditar

Secuencia pre-creditosEditar

En la frontera rusa (más exactamente en Siberia), tiene lugar un mercado negro de armas cuyos compradores son Terroristas. El MI6 y el almirantazgo británico llevan una operación conjunta para destruir el mercado terrorista espiando en secreto sus actividades. El MI6 identifica a Henry Gupta un auto proclamado "tecnoterrorista" comprando un decodificador el cual puede manipular los sistemas satelitales y de posicionamiento global de cualquier vehículo equipado con GPS el cual fue robado al gobierno Estado Unidense. El Almirante Roebuck, contradice las órdenes de M y ordena destruir el mercado con un misil disparado desde la fragata de guerra HMS Chester. Sin embargo James Bond, se encontraba allí espiando todo y alerta al almirantazgo y al MI6 de la presencia de bombas atómicas en el mercado. Roebuck ordena destruir el misil pero este ya está fuera de alcance. Bond como puede, destruye el mercado (sin darse cuenta de que Gupta escapó con el decodificador robado) y escapa con las bombas las cuales estaban en un avión. Sin embargo Bond se enfrenta con el copiloto de la aeronave el cual pretende estrangularlo y a otra aeronave que pretendía derribarlo. Bond mata al copiloto al expulsarlo del avión justo abajo de la otra aeronave matando también a su piloto y logra salir del sitio con las bombas justo antes que el misil impactara.

Resumen de la películaEditar

Horas más tarde, la fragata HMS Devonshire que navegaba cerca al mar de China es hostigada por aviones MiG de la fuerza aérea local que piden llevar el barco a puerto chino a lo que la tripulación del barco responde que va a defenderse estando en aguas internacionales si son atacados. Gupta usa el codificador para usar el satélite del Carver Media Global Network (CMGN) y manipular el satélite americano para modificar el rumbo del barco. El hundimiento de la fragata británica Devonshire por un misil de taladro lanzado por un barco invisible al radar, la destrucción de uno de los MIG chinos en aguas próximas a China así como el asesinato de los sobrevivientes del naufragio por parte del ejército privado del señor Elliot Carver, crea un estado de tensión entre Gran Bretaña y China, que están próximas a declararse la guerra.

Carver es un magnate de las telecomunicaciones y de la prensa el cual busca crear noticias él mismo para que su cadena sea la primera en "documentar" los hechos y así ganar audiencia. Una vez se entera que sus hombres tuvieron éxito con la operación, ordena a sus secuaces continuar manipulando a la gente y a los medios, como por ejemplo, vender un software con virus para que las personas compren el antivirus proporcionado por el mismo Carver; o la divulgación de un vídeo del Presidente de Estados Unidos con su amante, si éste no derogaba la ley que subía las tarifas de TV por cable. Para Carver "no hay mejor noticia que una mala noticia".

Bond estando en Oxford pasando un momento romántico con su profesora de danés Inga Bergstrom es alertado de la situación y llega al Ministerio de Defensa donde muestra que el periódico "Tomorrow", propiedad de Carver, había documentado los hechos en su primera plana, el Almirante Roebuck pide una acción inmediata armada mientras que M pide tiempo para investigar. El ministro de defensa da la orden a M de investigar el asunto por 48 horas antes de la llegada de la flota británica para responder ante el supuesto ataque chino.

Bond advierte que el periódico "Tomorrow" estaba enterado antes que las autoridades y M por su parte que los satélites de Carver habían dado la señal del desvío del barco pero sin decirle al ministro. M envía a 007 a Hamburgo, Alemania, para investigar a Carver en una fiesta dada por la inauguración de su cadena de noticias, a la vez que le pide seducir de ser necesario a Paris Carver, esposa del magnate, que una vez tuvo un romance con Bond.

A su llegada a Hamburgo, Bond es contactado por Q quien le proporciona diversos gadgets para la misión entre los que se cuenta un BMW equipado con un lanzamisiles, una sierra para cortar cables de acero, un sistema de seguridad contra robo, llantas desinflables y un lanzador de clavos para pinchar llantas de otros autos en una persecución. Asi mismo le proporciona un teléfono móvil Ericsson el cual tiene un sistema de escaneo de huellas digitales, una llave maestra capaz de abrir cualquier cerradura, un sistema para destruir lectoras de tarjetas de acceso mediante descargas eléctricas y un control remoto para el BMW.

Haciéndose pasar por banquero, Bond se infiltra en la fiesta y conoce a Elliot Carver en persona y a Wei lin, una reportera China enviada a cubrir el evento. También se reencuentra con Paris la cual lo recibe mal en su reencuentro, pero al final acaban haciendo las pases. Aunque Bond logra darle al magnate de los medios una buena impresión inicial, Carver sospecha de Bond por unos comentarios indirectos sobre la situación entre Gran Bretaña y China, ordena a su mano derecha Stamper que se deshaga del agente. Éste logra neutralizar a los sicarios de Carver y le corta la luz interrumpiendo su discurso inaugural televisado en el cual hipócritamente se ofrecía como mediador en el conflicto chino-británico. Paris sabe que fue Bond pero lo niega ante su esposo, y afirma que conoce al agente pero como viejo amigo de Zurich.

Ella va al hotel Athlantic, donde se hospeda 007 y tiene sexo con él, enterrando su antiguo rencor hacia el agente, Paris le dice sobre un sótano secreto que su esposo tiene en su imprenta para que lo investigue pero rechaza ayuda de Bond quien ofrece sacarla del país, mientras Gutpa -quien trabajaba para Carver- descubre junto a su jefe que Bond es un agente británico al leer su documentación y al saber de la antigua relación de Paris (viendo las cámaras de seguridad de la fiesta) el villano ordena la muerte de su esposa.

Al día siguiente Bond va al sótano secreto donde encuentra y roba el codificador que Gupta compró y tras un ameno encuentro con Wai Lin escapa de los secuaces de Carver. Este luego llama a su teléfono diciendo que había robado dos pertenencias: el codificador y su mujer. Bond se dirige al hotel donde le tienen tendida una trampa, descubre a Paris muerta en su cama y ve que fue asesinada por el Dr. Kaufman (Vincent Schiavelli) un forense y asesino al servicio de Carver quien también intenta asesinar a Bond, a la vez manipulando la información afirmando que Bond había cometido el asesinato y posteriormente se había suicidado. Mientras, los secuaces de Stamper intentan fallidamente recuperar el codificador en el auto de Bond (que estaba blindado). Stamper le pide a Kaufman que obligue a Bond a abrir el carro con el teléfono, Bond le da el teléfono al asesino dándole la codificación para el destructor de cerraduras haciéndole creer el abrir el coche. Electrocutado y débil, Kaufman pide piedad a 007 quien luego lo mata. Bond escapa hacia el garaje del hotel donde usa todos los gadgets (misiles, tachuelas, llantas reinflables y una minisierra) del auto contra los sicarios de Stamper y logra coger el codificador antes de estrellar el coche al alquier de vehículos Avis.

Al día siguiente, Bond se encuentra con su colega y amigo Jack Wade (Joe Don Baker) quien recibe el codificador confirmando que el barco fue desviado de su ruta y su hundimiento se dio en aguas de Vietnam. Tras hacer un salto mortal en paracaídas, Bond llega al hundido Devonshire donde descubre que uno de los misiles fue robado y tiene otro encuentro con Wai Lin y con ello Bond descubre que ella es agente, ambos quedan atrapados en el cuarto debido a un desnivel de tierra donde naufragó el barco por lo que salen a través de una escotilla. Al salir a la superficie son capturados por Stamper.

Más tarde son llevados a un edificio de Carver en Saigón, Vietnam donde Bond descubre que Carver está detrás del incidente en el sudoeste asiático, asociado con el General Chang (Philip Kwok) y además de redactar anticipadamente las muertes de Bond y Wai Lin además de mostrarles la inminencia del conflicto publicado no solo en el diario de Carver sino en otros medios. Carver ordena a Stamper matarlos a ambos con tortura Chakra y abandona el lugar acompañado de Gupta, pero Bond aprovecha un descuido y junto con Wai Lin enfrentan a los sicarios de Carver y escapan en una gran persecución en moto a través de las calles de Saigón donde complicadamente esposados cambian de posición al hacerle frente a los sicarios de Carver. La acción llega a los tejados donde confrontan a más sicarios pero que van en helicóptero Tras liberarse de éstos en un pequeño barrio popular arrojando un tendedero al helicóptero provocando que se estrelle, llegan a un pequeño cuartel que la agente tiene en una humilde casa vietnamita, ambos enfrentan sicarios enviados presuntamente por el general Chang y Carver (donde Wai Lin muestra gran habilidad en artes marciales). Wai Lin advierte que Carver presuntamente había robado material stealth, gracias al general Chang, y Bond intuye que ese material había sido empleado para crear un barco stealth con el que Carver que provocó el conflicto, aunque ella al principio se muestra renuente aliarse con Bond creyendo que su misión era una venganza hacia la muerte de Paris y al lograr una posible ubicación de la nave de Carver alertan a sus respectivos gobiernos.

Se arman con los mejores gadgets y armas, se dirigen a un pequeño pueblo pesquero luego de investigar los puertos bajo el mando del General Chang. Ambos son llevados en un junco que los acerca a la posible ubicación del barco y ambos siguen en bote. Cerca de allí, descubren cómo desde una embarcación capaz de escapar a los radares militares más sofisticados, se pretende lanzar un misil nuclear (robado al 'Devonshire') de propiedad británica sobre Pekín (China), y dar comienzo quizás a la III Guerra Mundial. Al ser descubiertos poniendo cargas explosivas en el barco, Bond se escabulle fingiendo su muerte y Wai Lin es capturada. M es alertada de la situación gracias a Bond quien reporta a Roebuck quien envía la orden de buscar el barco stealth. Carver le dice a Wai Lin que además de provocar la guerra lanzaría el misil hacia Pekín para convertir al General Chang en un héroe que negociaría la paz con Gran Bretaña y le daría el poder, y a cambio Carver conseguiría los derechos de transmisión en China (único país donde no tenía tal derecho). En una difícil operación Bond destruye parcialmente el navío lo que hace que las armadas china y británica lo descubran y libera a su compañera a la vez que Carver asesina a Gupta. Ambos agentes matan a varios sicarios de Carver y hacen detener la nave que es bombardeada por la armada británica con el permiso de la armada china (ambas sabiendo de los planes de Carver). Bond asesina a Carver con su propio misil de taladro y Stamper usa a Wai Lin como rehén y la arroja al mar para luego intentar matar a Bond como venganza por Kaufman (a quien veía como un padre) y por Carver, pero Bond hace que el villano se hunda con la nave, con el misil y con las cargas explosivas puestas por Bond en el mismo y rescata a su compañera con quien tiene un tiempo de romance mientras el HMS 'Bedford' de la armada británica los buscan.